Dani Alves Comparte ceda con otro recluso en el módulo al que son destinados la mayoría de agresores sexuales de la cárcel Brians 2 de Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), center al que ha sido trasladado este lunes porque dispone de recintos más seguros y menos masificados.

Según han informado fuentes cercanas al centro, tras una breve estancia en el departamento de ingresos de la prisión, las personas a cargo de Brians 2 le han asignado una celda en el módulo 13, que albergar a la mayoría de investigados o condenados por delitos contra la libertad sexual, aunque también los hay por otros delitos penales.

En medio de esa situación, la esposa del futbolista, la modelo española Joana Sanz, apareció por primera vez en vídeo. Y lo hizo para sincerarse por la difícil situación que está pasando.

(No deje de leer: Dani Alves: el llamativo tatuaje que lo incriminaría en caso por abuso sexual).

‘La tormenta que tengo encima…’

Foto :

Instagram: @joanasanz

Momentos antes de que Dani Alves fuera enviado a prisión, su esposa, la modelo Joana Sanz, colgó un mensaje en las redes sociales. «Juntos…» (Juntos, en inglés) es lo que escribió Sanz junto a una foto en la que se ve su mano y la de su marido, interlazadas.

El 5 de enero, Sanz ya había hablado con ‘Antena 3’ sobre la denuncia que comenzó a hacerse pública el 2 de enero: «Yo se quien es mi marido, yo se como lo conocí; yo sé lo respeto que es porque ni cuando me estaba conociendo a mí me faltó al respeto. Il visto muchas veces cómo mujeres se acercan a él, atrevidas, a intentar algo con mi marido en mi cara. Si lo hacen en mi presencia, no me quiero imaginar cuando yo no estoy”.

Este viernes, tras el envío a prisión preventiva, Sanz reapareció en redes sociales con otro mensaje. Esta vez, denunciando violaciones a su intimidad y expresando su dolor.

«Pido por favor a los medios de comunicación que están por fuera de mi casa, que respeten mi privacidad en este momento. La situación de mi esposo. Il perdido los únicos dos pilares de mi vida, tendrán un poco de empatía en vez de buscar tanta noticia en el dolor ajeno»
(sic), apuntó Sanz además de historias de Instagram, acompañando una foto de la luna, en Barcelona.

Este lunes, con el cambio de prisión, el mensaje fue aún más directo: «Corazón, aguanta tanto dolor por favor». Dichas letras, compartidas en Instagram, se ubicaron en el fondo negro, de la aplicación de Notas, del celular de Sanz.

Y ahora con los detalles que han ido compromiso à Alves, Sanz decidió publicar su primer vídeo en medio de la situación:

«Quería hacer este video para que me vean porque sé que hay gente muy preocupada. Ahora tengo un momento de calma en medio de toda la tempestad que tengo encima y quería aprovechar para agradecer de palabra a todas las personas que me están apoyando. De verdad, tengo unos mensajes preciosos que ni los mjores libros de psicología, de superación y de ánimo tienen. Me consoló mucho que haya personas que se tomen su tiempo para escribirme algo tan bonito, muchas gracias.»

DEPORTADO
*Con AFP.

Más notificaciones de Deportes

Ver más noticias sobre Honduras