Pierre Mabille, un médico y escritor francés que vivió entre 1904 y 1952, se destacó por su visión única que integraba la ciencia y el arte. Para él, ambas disciplinas eran esenciales para comprender y explicar la naturaleza del mundo.

Mabille creía que la ciencia, al igual que el arte, se origina en una mezcla de curiosidad, asombro y fascinación ante los misterios del universo. Argumentaba que el ejercicio científico, en su búsqueda por desentrañar los secretos de la realidad, posee un componente artístico innegable.

En contraposición al mecanicismo imperante en los diagnósticos médicos de su época, Mabille propugnaba por una medicina más holística y orgánica. En esta visión, la emoción y la pasión juegan un papel fundamental, vinculando lo racional con lo irracional, lo objetivo con lo subjetivo.

El encuentro con el surrealismo y la exploración del inconsciente

Su interés por el arte lo llevó a formar parte del círculo de la revista Minotaure, una publicación vanguardista fundada por Albert Skira y André Breton. A través de esta experiencia, Mabille se sumergió en el mundo del surrealismo, donde exploró la conexión entre la emoción, el inconsciente y la creación artística.

Para Mabille, las enfermedades no solo se originan en causas físicas, sino que también pueden tener un profundo componente emocional. Afirmaba que una mala interpretación de nuestras experiencias en el mundo, una desconexión con nuestro ser interior, puede manifestarse en dolencias físicas.

El espejo maravilloso: un viaje hacia la sanación a través del lenguaje

Su libro El espejo maravilloso, recientemente traducido al castellano, es un viaje introspectivo que nos invita a explorar nuestro mundo interior a través de un lenguaje poético y simbólico. En él, Mabille reflexiona sobre la importancia de la emoción y la imaginación en el proceso de sanación.

Critica la tendencia de la ciencia a encerrarse en un lenguaje inaccesible para la mayoría, limitando su capacidad para conectar con las emociones y experiencias humanas. Para él, una ciencia verdaderamente completa debe ser capaz de expresarse en un lenguaje poético y accesible, capaz de resonar con el inconsciente colectivo.

La ciencia como un lenguaje para explorar el misterio

Mabille propone una nueva visión de la ciencia, no como un conjunto de hechos y teorías frías e impersonales, sino como un lenguaje para explorar el misterio del universo. En esta visión, la ciencia se acerca a la poesía y la pintura, disciplinas que nos permiten acceder a niveles más profundos de conocimiento y comprensión.

Un pensador libre que desafió los límites de la razón

A lo largo de su obra, Mabille se muestra como un pensador libre y audaz que no teme desafiar los paradigmas establecidos. Su visión integradora de la ciencia y el arte nos invita a repensar nuestra forma de comprender el mundo y nuestro lugar en él.

La sección El hacha de piedra:

Esta sección, a cargo de Montero Glez, explora la conexión entre ciencia y arte a través de diferentes perspectivas. Su objetivo es resaltar el valor de ambas disciplinas como formas de conocimiento complementarias.