Holanda consiguió este sábado una emocionante remontada ante Turquía (2-1) en el Estadio Olímpico de Berlín y se clasificó para las semifinales de la Eurocopa. En la siguiente ronda se enfrentará el miércoles en Dortmund a Inglaterra, que venció a Suiza en los penaltis (5-3 tras empatar 1-1).

En la otra semifinal, España y Francia se enfrentarán el martes en Múnich.

El ambiente en Berlín era electrizante. Turquía se adelantó en el marcador con un cabezazo de Samet Akaydin en el minuto 35, pero Holanda respondió con goles de Stefan De Vrij (70) y un autogol de Mert Müldür (76).

Esta victoria marca la primera vez desde 2004 que Holanda alcanza una semifinal continental, tras haber sido campeona europea en 1988.

Turquía mostró una defensa sólida y aprovechó las jugadas a balón parado, con Arda Guler como protagonista, que asistió a Akaydin para el primer gol. Guler, centrocampista ofensivo del Real Madrid, brilló con su talento, incluido un tiro libre que se estrelló en el poste.

El técnico holandés Ronald Koeman revitalizó el ataque con la entrada de Wout Weghorst, que estuvo a punto de asistir a Memphis Depay. Holanda dominó el partido y Depay asistió a De Vrij para el empate. Poco después, Cody Gakpo y Müldür marcaron el 2-1.

Turquía tuvo oportunidades para empatar, pero el portero holandés Bart Verbruggen aseguró la victoria con una parada crucial en los últimos momentos del partido.