Tiene unas magníficas propiedades para facilitar la digestión de alimentos de difícil asimilación, debido a su alto contenido de papaína, una enzima proteolítica, que posee actividad bactericida, bacteriostática y antiinflamatoria. Comerla tal cual es una delicia, simplemente retiramos las semillas, pelamos y ¡listo! Si quieres probar otras formas de comer papaya algo diferentes puedes:

– Elaborar un batido añadiendo a la pulpa de papaya, medio limón pelado y otra fruta o vegetal que te guste como mango o zanahoria.

– Simplemente con unas gotas de limón y canela en polvo, esto, tienes que probarlo.

– En ensaladas de frutas combinándola con fresas y menta. También en ensaladas con brotes y frutos secos.

Si quieres unirte a la tendencia viral del bol de papaya solo tienes que seguir leyendo, te aseguro que te encantará.

  • Papaya
    1
  • Yogures cremosos naturales (puede ser vegetal)
    2
  • Limón
    Medio
  • Canela
    Una pizca
  • Granola (tu favorita)
    1 taza
  • Plátano, arándanos, frambuesas, fresas
    Toppings al gusto

Descubre cómo hacer paso a paso esta deliciosa receta:

Abrimos la papaya madura a la mitad. Con cuidado retiramos las semillas. Ponemos en el hueco una pizca de canela y 4 gotas de limón para potenciar el sabor de la papaya

Rellenar con el yogur natural y espolvorear con unas cucharadas de granola casera, que siempre es la mejor. A continuación podemos dejar volar nuestra imaginación: unas rodajas de plátano, unas fresas picaditas, frambuesas, arándanos y una pizca más de canela.