Los salarios pactados en los convenios colectivos han moderado sus incrementos en el arranque del año. Enero ha cerrado con un aumento salarial acordado del 2,83% para 7,3 millones de trabajadores que ya tienen cerradas sus condiciones laborales para este año porque en su mayoría están cubiertos por convenios plurianuales firmados en años anteriores. Este avance es menor que el 3,5% con el que finalizó la negociación colectiva el pasado año tras las revisiones de las cláusulas de garantía salarial, según los datos publicados este viernes por el Ministerio de Trabajo. Con este arranque, los siete millones de asalariados empezarían perdiendo casi seis décimas de poder adquisitivo, debido a un aumento de los precios en enero del 3,4%.

Esta moderación en el avance de los salarios en el inicio del año no es habitual, pero este ejercicio obedece a varias causas relacionadas con el IPC, según explican fuentes sindicales. La primera es que los incrementos pactados el pasado año para 2024 ya se ajustaron a la mejora de la crisis inflacionaria —los precios pasaron de avanzar un 6% al inicio de 2023 a hacerlo la mitad, un 3,1% en diciembre pasado—.

Si bien, la escalada del IPC vivida desde 2022 ha dejado huella en la negociación colectiva, ya que este incremento más moderado de los salarios este año se ha visto acompañado de un aumento de los trabajadores que tienen cláusulas de garantía para compensar posibles futuros incrementos de la inflación. Estas cláusulas ya protegen a uno de cada tres trabajadores (32% de aquellos que tienen convenio pactado frente al 23,4% de trabajadores protegidos en diciembre de 2023).

Una segunda causa de esta moderación en el aumento retributivo es que la estadística de convenios de 2023 recogió algunos aumentos puntuales de salarios para compensar congelaciones anteriores, lo que elevó la media del pasado año. Además, estas mismas fuentes añaden un tercer motivo para esta evolución más contenida de las retribuciones, y es que muchos convenios aún no han actualizado en enero las tablas salariales revisadas para 2024 que se pactaron en ejercicios anteriores.

Nuevas firmas

Los convenios de empresa, que afectan en lo que va de año a poco más de 300.000 trabajadores, son los que tiran a la baja del aumento medio de los sueldos, ya que registran subidas del 2,6% frente al 2,84% de los convenios sectoriales. Dentro de los convenios de ámbito empresarial, son las entidades públicas las que han acordado menos mejoras, con un incremento salarial medio de solo el 0,96% para 4.500 empleados.

No obstante, los aumentos más moderados no solo se han registrado para el grueso de los trabajadores que ya firmaron sus convenios antes de 2024, sino que los acuerdos de nueva firma en enero de este año también recogen un incremento retributivo menor que los que se firmaban en 2023.

En concreto, los 10 convenios que se han firmado en el primer mes del año para más de 16.400 trabajadores, recogen alzas del 3,77% de media, frente a más del 4% de los convenios de nueva firma de 2023. Esta circunstancia apunta a una desaceleración de los avances salariales este año, probablemente por la mejora de la crisis de los precios, aunque estos han empezado el año al alza (3,4%, tres décimas más de como cerraron el año pasado).

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO