Markel Zubizarreta ha dejado su puesto como director deportivo de la selección española de fútbol femeninodespués de sólo siete meses en el trabajo. El técnico, conocido por su papel crucial en el éxito del fútbol femenino barcelonés, decidió dimitir ante una oferta de trabajo a nivel de club que resultó irresistible, teniendo en cuenta tanto su entorno familiar como su desarrollo personal.

«Esta semana finaliza mi relación con la federación. Ha sido una decisión difícil y compleja, ante una propuesta irresistible del mundo de los clubes dado el contexto familiar y el nivel de crecimiento personal. En lo que a mi hogar se refiere, siendo padre de dos hijos, era imposible decir que no», explicó Zubizarreta. Su próximo destino será el grupo liderado por la empresaria Michelle Kang, propietaria del Olympique Lyon (Francia), el Washington Spirit (Estados Unidos) y el London City Lionesses (Inglaterra). Zubizarreta asumirá el papel de director de fútbol del holding, similar al que ocupaba Txiki Begiristain en City Group.

El jueves por la tarde, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) se mostraba sorprendida con la noticia. Justo cuando parecía que el equipo femenino empezaba a encontrar estabilidad, Zubizarreta se despedía de Las Rozas. «Estoy contento de estos meses que he pasado en la federación. Aún nos quedan cosas por hacer, pero hemos ayudado a generar tranquilidad y estabilidad en algo que era convulso», afirmaba el técnico. Zubizarreta tomó posesión del cargo el pasado 22 de noviembre, junto a su mano derecha, Gonzalo Rodríguez. «Dejo a Gonzalo volando en solitario, creo que el fútbol femenino español está en las mejores manos. Todo lo que venga será bueno», añadía.

Zubizarreta jugó un papel clave en la reconstrucción de la relación entre las jugadoras y la federación. Fue precisamente a petición de las jugadoras que se incorporó al equipo. Los dirigentes del grupo conocían el éxito de Zubizarreta en el Barcelona y querían replicar ese modelo de profesionalización. Bajo su dirección, incluso Patri Guijarro, una de las jugadoras que había firmado la carta para no ser convocada en 2022, aceptó volver a la selección absoluta. «No es que yo resuelva las cosas, es la federación la que lo hace. Son temas personales, reflexiones profundas, gente que ha dejado de participar en las mayores competiciones del mundo…», explicó Zubizarreta.

«Hemos hecho cambios que se verán. Acabamos de crear una comisión de fútbol femenino en la que hemos trazado una estrategia clara en este ámbito. Agradezco a Pedro Rocha. En todos los departamentos he conocido a profesionales altamente cualificados», añadió. Zubizarreta deja la RFEF a menos de un mes del debut de la Roja en los Juegos Olímpicos de París. «Hay algo que este equipo no se merece y es estar rodeado de ruido. Me siento muy mal por generarlo. Espero que sea mínimo. Sé que todo el mundo está centrado en el futuro de la participación olímpica», concluyó.