Tras su victoria sobre Jaime Munguía, la atención ahora está centrada en el próximo rival de Saúl “Canelo” Álvarez, sobre todo de cara a su tradicional pelea en septiembre. Aunque muchos boxeadores anhelan enfrentarse a Canelo, atraídos por las cuantiosas recompensas económicas que promete, las reglas dictan que el campeón tapatío tiene tres oponentes obligatorios para retener sus títulos mundiales en diferentes organismos.

David Benavidez: La pelea soñada del boxeo

David Benavidez, boxeador estadounidense de ascendencia mexicana y ecuatoriana, es uno de los oponentes más esperados de Canelo Álvarez. Benavidez, considerado uno de los oponentes más duros en la categoría de las 168 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), posee un impresionante récord de 29-0-0 (24 nocauts). Recientemente derrotó a Oleksandr Gvozdyk por decisión unánime y se coronó campeón interino de peso semipesado del CMB.

Sin embargo, concretar esta pelea no será fácil. Canelo ha solicitado un mínimo de 200 millones de dólares para enfrentar a Benavidez, lo que complica las negociaciones fuera del ring.

Otras opciones para septiembre

Si la pelea contra Benavidez no se concreta, Canelo tiene dos opciones adicionales, aunque menos atractivas:

Edgar Berlanga

La Asociación Mundial de Boxeo (AMB) ha nombrado a Edgar Berlanga, boxeador puertorriqueño con un récord de 22-0-0, como su oponente obligatorio. Berlanga es conocido por sus 27 nocauts, lo que lo convierte en un oponente formidable.

William Scull

La Federación Internacional de Boxeo (FIB) ha nombrado a William Scull como otro de los posibles rivales. Aunque se ha hablado de un posible acuerdo, aún persisten dudas sobre la realización del combate. Se rumora que el equipo de Canelo podría haber llegado a un acuerdo económico para evitar esta pelea, resolución que se espera se anuncie en los próximos días.

Scull es conocido por su potente pegada, pero hay dudas sobre su capacidad para aguantar una larga pelea ante Canelo. La decisión final recae en el tapatío, quien tendrá que elegir pronto a su próximo rival para no perder ninguno de sus títulos mundiales.