NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS.- La Fiscalía de Estados Unidos ha solicitado al juez Kevin Castel que condene al expresidente Juan Orlando Hernández a cadena perpetua el próximo miércoles 26 de junio.

En un documento presentado ante el Tribunal del Distrito Sur de Nueva York, los fiscales han pedido que el expresidente sea condenado a cadena perpetua, que se le confisquen más de 15 millones de dólares y que se le imponga una multa de 10 millones de dólares.

“El Gobierno sostiene que el Tribunal debe condenar al acusado a cadena perpetua y exigir el decomiso de 15.525.000 dólares, además de una multa de 10 millones de dólares”, afirmó la fiscalía.

El juicio, que tuvo lugar entre febrero y marzo de 2024, demostró, según los fiscales, que Hernández y sus cómplices desempeñaron un papel crucial en el tráfico de cocaína hacia Estados Unidos. Los fiscales afirman que Hernández y su red fueron responsables del envío de más de 400 toneladas de cocaína.

Durante más de una década, Hernández habría utilizado su posición de poder para convertir a Honduras en un narcoestado, protegiendo a los traficantes con el poder del Estado.

«El ascenso del acusado fue facilitado por millones de dólares provenientes del narcotráfico, y una vez en el poder, utilizó recursos policiales, militares y financieros para proteger a sus cómplices», dijeron los fiscales, y agregaron que esta conspiración causó «daños incalculables». y dejó “un sufrimiento inimaginable” a su paso.

El juicio concluyó con la declaración de culpabilidad de Hernández de conspiración para importar cocaína, uso de armas de fuego para promover el tráfico de drogas y participación en una conspiración armada.

La defensa pide 40 años

El viernes 21 de junio, la defensa de Hernández propuso una pena de 40 años de prisión, la pena mínima por los delitos por los que fue condenado. El abogado Renato Stabile argumentó que una sentencia de 40 años equivale a cadena perpetua para Hernández, considerando su edad y tiempo de prisión.

Stabile señaló que otros narcotraficantes han recibido sentencias mucho menores, incluso aquellos que cometieron actos de violencia. Además, insistió en que Hernández mantiene su inocencia y planea seguir luchando para limpiar su nombre.

Hernández, por su parte, envió una carta al juez Castel solicitando clemencia y alegando que fue víctima de un juicio injusto y una defensa ineficaz. Afirmó que la investigación y el juicio estuvieron plagados de errores e injusticias.

La lectura de sentencia está prevista para el 26 de junio de 2024 a las 9:00 horas (hora de Honduras).